Isbelia Urdaneta
Isbelia Urdaneta
Isbelia Urdaneta
Isbelia Urdaneta
Isbelia Urdaneta
Isbelia Urdaneta
Saturday
8
June

Memorial Mass

3:00 pm - 4:00 pm
Saturday, June 8, 2019
St. John the Evangelist Catholic Church
624 E. Hopkins
San Marcos, Texas, United States
5123538969

Obituary of Isbelia Urdaneta

Jamás creí que llegaría el momento de decirle adiós a la mujer más importante de mi vida.

El pasado miércoles 5 de junio del 2019 mi madre, Isbelia Urdaneta Semprún falleció a la edad de setenta y un años en Texas, Estados Unidos de América.

Mi madre  nació en Maracaibo, Venezuela, un 7 de marzo de 1948. Hija de José del Carmen, un empleado de una escuela primaria, y Aura Elena, una ama de casa entregada al cuidado de 9 hijos. Vivían con muy escazos recursos, los suficientes para cubrir sus necesidades básicas de alimento y vivienda.

Recuerdo muy bien sus historias de infancia, de como su padre con mucho esfuerzo era capaz de mantener a su numerosa familia, que debido a la escasez sólo les compraban ropa y zapatos un par de veces al año y, que los regalos que recibían, generalmente venían de familiares o amigos. Ella siempre contaba la historia de su niñez, una niñez con grandes limitaciones, y me decía que siempre tuvo un deseo inmenso de salir adelante para ayudar a toda su familia. Contaba como lo que veía no parecía real, veía a sus hermanos y padres juntos en casa y pensaba, que seguramente había una mejor manera de vivir, sabía que merecian una vida prosperidad y plenitud, aunque no conocía lo que estos terminos significaban.

Desde muy niña se puso como meta estudiar para salir adelante, sus padres fueron los primeros en negarles ese derecho, para ellos, mi madre al igual que sus hermanas, debían asistir a la escuela para aprender a leer y escribir y una vez cumplida esa meta debía abandonar los estudios para regresar a casa y aprender junto a mi abuela los oficios del hogar. Sin embargo, esto jamás estuvo en sus planes. Ella sabia que podía cambiar las cosas, quería salir al mundo para convertirse en alguien que pudiera ayudar a los suyos. Y así lo hizo. Contra viento y marea se graduó como Bachiller de la República.

Ella confesaba que desde pequeña ese deseo de ayudar a otros lo vería manifestado convirtiéndose en una profesional de la salud, entonces decide estudiar odontología.

Sin dinero y con el único apoyo de Iván, uno de sus hermanos mayores, ingresó a la Universidad del Zulia para cumplir ese sueño. Me contaba como de alguna forma ella se sentía bendecida y que sentía estar destinada a realizar grandes cosas en su vida, ya que siempre aparecían angeles en su camino dispuestos a ayudarle.

En la universidad conoció a grandes amistades, amigas que sabían que no tenía suficiente dinero para comprar sus instrumentos y se aseguraban de cumplir con sus evaluaciones lo más rápido posible para facilitarle los materiales y de esta manera pudiera ella cumplir con su evaluación también. Esos fueron los angeles junto a mi tío que le ayudaron a graduarse como odontólogo en Venezuela, incluso un amigo de la familia le regaló su vestido de graduación. Para ese entonces se sentía realizada, decidió no seguir las creencias limitantes de la familia, teniendo la certeza que podría cambiar la conciencia familiar para establecer conductas diferentes que les ayudarían a salir adelante, reconociendo a la pobreza y la escasez como estados mentales, que se pueden superar si uno asi lo desea, una gran maestría de vida.

Se destacó como profesional en Odontología, logró ingresar al servicio de odontología del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales y a muy temprana edad logró ser Jefa del Departamento. Con una calidad humana inigualable con sus pacientes, jamás le preocupó si tenían o no recursos, a todos los atendía por igual, y en muchos casos les colaboraba para los gastos de transporte, con el unico objetivo de que lograran recibir el tratamiento que necesitaban.

Ayudar a otros era su filosofía vida, siempre procuraba apoyar a su familia, a compañeros de trabajo y a todo el que se acercara a ella en búsqueda de ayuda.

Como profesional fue capaz de cumplir con su sueño de sacar a su familia de la pobreza, transformó la casa de su madre y veló por ella, fue una gran hermana para mis tíos, quienes la veían como el ángel protector de la familia, se aseguró que estudiaran los que le seguían, que surgieran, y nunca dudo en apoyarles en lo que necesitaban tanto ellos como sus hijos, sobrinos que crió como hijos y que contaron con ella incondicionalmente. La familia siempre fue su motor de vida.   

Se destacó políticamente, su capacidad organizativa y analítica la llevaron, con justo merecimiento y reconocimiento, a ser designada como Secretaria de Profesionales y Técnicos del partido Acción Democrática. Eran tiempos de franco crecimiento y libertades en el país. Desde esa posicion desarrolló una gran labor gremial, ampliada a todas las especialidades involucradas en su Secretaría como digna representante de su partido.

Recuerdo mi casa siempre llena de útiles para la época de inicio del año escolar, que serían entregados en distintos municipios del estado.  Contando yo con tan solo 7 años le pregunté “¿Por qué tenemos que llevar útiles escolares ha tantos niños?” y me decía que “no todos tienen recursos para comprarlos y al regalárselos les damos la oportunidad que no tienen por sí mismos para salir adelante”. Me insistía que la educación era la única vía para trascender las limitaciones mentales y materiales que las familias arrastraban por generaciones y que ese era uno de los aspectos más importantes a trabajar en una sociedad, la familia y la educación.

Logró ser Presidenta del Bloque Parlamentario Zuliano, la segunda región más importante de Venezuela después de Caracas. Sus capacidades le dieron el reconocimiento necesario para ser electa como Diputada al Congreso de la República por AD por dos períodos consecutivos, en representación de su estado natal.

Dedicó toda su vida a servirle al pueblo zuliano y al pueblo venezolano, toda mi infancia estuvo repleta de acciones para ayudar a los más necesitados, desde dar apoyos individuales a cada familia como apoyar financieramente a Institutos que habían sido marginados en otros periodos de gobierno, fue así como equipó de camiones al cuerpo de bomberos del estado Zulia y apoyó economicamente a museos y escuelas públicas. Ser diputada al congreso le dio la oportunidad de representar a todo un pueblo que quería ver cambios en su estado.

Ahora entiendo que mi madre nació para ser un agente de cambio familiar y social, puesto que tuvo el valor de asumir riesgos para abrirse a nuevas ideas, era una insatisfecha peremne  con lo que veía a su alrededor y asumió toda la responsabilidad para generar cambios, fue capaz de ver posibilidades donde otros solo veían limitaciones.

No tengo la menor duda que mi madre nació con una información diferente a la que traía su familia, esa condición le emanaba a través de sus deseos de superación.

Si me tocara definir a mi madre, dijera que fue una luchadora social y, en términos espirituales, una verdadera guerrera de la luz, como le gustaba que le dijeran, siempre dispuesta a servir a los más necesitados con ayuda la permanente de angeles terrenales que jamás le faltaron.

En lo personal mi madre me enseñó la importancia del conocimiento como pilar fundamental para el crecimiento interior y transformación personal, simpre me recordaba que la valentía era necesaria para salir de ese lugar que tanto nos incomoda y nos atemoriza, y que la integridad era determinante para poder sobrevivir en esta sociedad de antivalores y que tanto  quiso transformar, me decía que las circunstancias no definen a las personas porque contamos con el poder necesario para crear el mundo que deseamos. De ella aprendí  que debemos creer en la humanidad, porque por muy confundidos que parezcan, dentro de cada uno reside la molécula de Dios.  Para ella la familia era el principal valuarte de la vida, y que la fe es el combustible mágico que nos da la mano para realizar nuestros sueños, también mantuvo que lo único que sostiene la vida es el amor y que siempre, siempre que pudiera ayudar a alguien lo hiciera, porque todos en algún momento necesitamos una mano amiga en momentos difíciles.

Ella me crió para seguir su legado, desde que me llevaba a sus jornadas y mítines, cada enseñanza siempre estuvo dirigida a convertirme en agente de cambio y ha ayudar a otros a ampliar sus mentes y sus conciencias para que la sociedad pudiera elevarse a niveles superiores de conciencia. Ojalá que Dios me dé la oportunidad de continuar su trabajo, para lograr recuperar el país al que le entregó su vida, Venezuela.

Esa era Isbelia o la doctora, como mucha gente le decía, hoy doy gracias a la vida por el plan divino de ser su hija.

Ha sido un honor madre.  Se que ya vas camino a la dimensión de Luz que te corresponde

Te amo.   

Joselin Rangel Urdaneta

 

Memorial Service will begin at 3:00pm .. June 8, 2019 at St. John the Evangelist Catholic Church ... 624 E. Hopkins St. ... San Marcos, Texas  78666

Father Jairo Lopez will officiate.

 

Share Your Memory of
Isbelia